Amamantar no duele.

Amamantar a tu bebé no duele, o al menos no debe doler. Si estás pasando por un periodo de dolor en tu lactancia no te conformes, es un indicador de que algo está fallando y debemos encontrar qué es.

Probablemente el bebé no esté mamando correctamente, ya sea por un mal agarre, posición o porque tenga frenillo sublingual (más frecuente de lo que pensamos).

Todos estos motivos de dolor tienen solución.

El pecho de la mamá está preparado para que el bebé succione, y no debemos hacer caso a los miles de mitos que rondan la lactancia. La lactancia beneficia a la mamá y al bebé y debe ser agradable para ambos.

Si nos dicen que la lactancia duele y que hay que aguantar… ¡no! la lactancia es algo natural, y como la naturaleza es sabia, si sentimos dolor es que nos está diciendo algo, escuchemos.

¿Por qué aparecen las grietas en el pezón?

Las grietas normalmente aparecen cuando el bebé mama sólo del pezón, en lugar de abrir la boca grande y agarrar la mayor parte de la areola, y esto puede ocurrir por varios motivos:

  • Mala posición del bebé al mamar
  • Problemas anatómicos maternos como pezón plano o invertido, ingurgitación (todo esto tiene solución).
  • Problemas anatómicos del bebé como frenillo sublingual corto (anquiloglosía) o mandíbula inferior retraida (retrognatia).

Lo más importante es detectar qué es lo que está produciendo las grietas en el pezón, y cuanto esto ocurra y se cambie la técnica mejorarán rapidamente y de forma espontánea simplemente solucionando el problema de origen.

Prevenir las grietas.

No hace falta hacer nada durante el embarazo, ni cremas, ni aceites ni masajes. Si aparecen grietas o heridas en el pezón será seguramente por alguna de las causas descritas anteriormente. No lo sabremos hasta que tengamos a nuestro bebé mamando. Lo que sí es importante es que estés muy atenta ante cualquier signo de dolor y actuar.

Una vez que tenemos a nuestro querido bebé en brazos hay que tener en cuenta lo siguiente.

  • Asegurarnos de que su posición y agarre es correcto (aunque si no duele y ves bien a tu bebé, no te preocupes, tendrá buen agarre).
  • No lavar frecuentemente el pecho, sólo en la ducha normal. En la areola están las “glándulas de Montgomery” que son esos puntitos que ves abultados. Estas glándulas me parecen maravillosas, excretan una grasa que protegen la areola y el pezón y “emite” un olor que guía a tu bebé hacia el pezón (increíble, lo se). No queremos eliminarla con frecuentes lavados, ¿verdad?
  • Mantener el pecho seco y al aire entre tomas en lo posible. Es importante evitar la humedad. Si usas discos protectores cámbialos a menudo para que no estén empapados.
  • No ofrecer chupete hasta que la lactancia esté totalmente establecida para evitar la confusión tetina-pezón (los confunde y puede variar su agarre al pecho).

Cómo tratar  las grietas si han aparecido.

  • Aceite de oliva. La última recomendación de los expertos es la aplicación de aceite de oliva (propiedades antiinflamatorias y bacterioestáticas) y dejar el pecho al aire el máximo tiempo posible.
  • No aplicar la misma leche. Se sigue recomendando aplicar nuestra leche en las grietas y dejar secar. Es verdad que nuestra leche es pura magia y tiene grandes propiedades, pero también contiene más de 700 tipos de bacterias distintas. Una alteración bacteriana puede perjudicarnos en este caso.
  • No aplicar lanolina. El uso de cremas con lanolina (como Purelan) no va a ayudarnos. Al aplicar este tipo de cremas hacemos que la herida no respire y esté húmeda, y necesitamos lo contrario.
  • Conchas de aireación. Se trata de unas “conchas” de silicona con unos agujeritos. Protegen el pezón del roce y lo mantiene aireado gracias a los agujeros. Esto sólo se debe usar mientras no es posible tener el pecho al aire (en el trabajo, en la calle), no conviene abusar. Ten cuidado, no uses pezoneras, sólo tienen un agujero pequeño y hará que tu pecho esté húmedo. Estas son las conchas de aireación.
  • Parches o apósitos de hidrogel. Son unos apósitos que aceleran la curación. En caso de que lo anterior no os funcione podéis probar. Marcas que funcionan bien son Medela o Nursicare.

Espero que estos tips y consejos te ayuden a disfrutar de vuestra lactancia. En caso de que tengas grietas puedes solucionarlo rápido si atajas el problema de raíz. Acude a algún grupo de apoyo a la lactancia o consulta con una Asesora de Lactancia, para comprobar qué es lo que está ocasionando esas grietas, y luego, ¡a sanarlas!

Descarga Gratis mi guía «37 Mitos que no podrán acabar con tu Lactancia»

Espero que esta guía que he elaborado para ti te ayude a desbancar muchos mitos que han hecho que fracasen lactancias que podrían haber sido muy felices. Te invito a leerla.

Para cualquier cosa que quieras puedes escribirme, contesto todos los mensajes. Aquí me tienes para acompañarte en una lactancia feliz.

Si te ha gustado este post o crees que puede ayudar a alguien me encantaría que lo compartieras.

¡Gracias!

No hay comentarios

Dejar respuesta