Al convertirnos en madres hay muchos momentos importantes de cambio y evolución, tanto en nuestra vida como en la de nuestro bebé.

La introducción de la alimentación complementaria es un momento clave en su vida. Hacerlo correctamente le hará tomar el gusto por una alimentación saludable y aprenderá a disfrutar de ella.

Los lactantes deben recibir lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

La lactancia materna exclusiva es lo mejor que puedes dar a tu bebé hasta los seis meses. Antes de esa edad, no se le ofrecerá ni agua ni ningún alimento, ya sea líquido o sólido. Según la OMS, los lactantes deben recibir lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida para lograr un crecimiento, desarrollo y salud óptimos.

Cómo y cuándo empezar

Cada persona es distinta, con un ritmo diferente. De igual modo, cada niño «baila» a un ritmo distinto en su desarrollo. Por tanto, si tienes dudas de cuándo empezar, sólo hay que ser observador. Presta atención a las señales que nos muestra. Es esencial acompañar respetuosamente cada paso que va dando y olvidarnos de fechas concretas o patrones cerrados.

Cada niño tiene un ritmo distinto, respétalo y acompáñalo a cada paso

Por lo tanto, si tenemos claro que cada niño es distinto y tiene un ritmo diferente, lo ideal es acompañarlos en su desarrollo sin presión, con respeto y amor.

Aquí te muestro una serie de indicadores que te servirán de pista para saber cuándo estará preparado tu pequeño para recibir la alimentación complementaria.

Requisitos para iniciar la alimentación complementaria.

Hay una serie de requisitos que nuestro bebé tiene que cumplir para comenzar esta alimentación complementaria.

  • Tener cumplidos los 6 meses. No se interferirá la lactancia materna exclusiva con ningún otro alimento antes de los seis meses. Sea cual sea el método de introducción de esta alimentación, ya sea a través del método BLW o cualquier otro método, hay que tener en cuenta este límite de edad. La leche materna es el alimento más completo y perfecto para tu bebé.
  • Mostrar interés por los alimentos. Habrá un momento en que tu bebé mostrará interés por la comida. Lo verás claro, os verá comer y querrá alcanzar la comida que está viendo.
  • Reflejo de extrusión. Este reflejo hace que el bebé expulse cualquier objeto que entre en su boca automáticamente. Se trata de un mecanismo de defensa de los bebés para protegerse de atragantamientos.
  • Mantenerse sentado sin ayuda. Esto indicará que la musculatura del bebé a nivel digestivo está madura.
  • Muestra hambre y saciedad. Con sus gestos sabrá demostrar que está saciado (cerrando la boca y gira la cabeza) o que tiene hambre (abre la boca y muestra agitación).

Tu bebé deberá cumplir todos y cada uno de estos requisitos para comenzar la alimentación complementaria de forma sana y segura. No basta con cumplir uno o vario de ellos.

No tengas prisa, el momento idóneo llegará, y lo disfrutaréis mucho.

No hay comentarios

Dejar respuesta